Twittea esta frase
Cambiar modo de resultados Cambiar modo de lectura

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 600 x 600

Herramientas de Retoque de Photoshop 600 x 600

Iniciación a la ilustración digital - Convierte una foto en un dibujo 600 x 600

Crea una ilustración con acuarela 600 x 600

Corrección de color selectiva a un coche con Nuke 600 x 600

Como crear un efecto doble exposición con Photoshop 600 x 600

Reflexiones en la etiqueta: Liderazgo

Y tu vida… ¿de qué va?

Admiro a las personas que tienen una historia. No momentos, sino una historia.
Es importante que distingamos esto, pues una historia se compone de momentos, pero no todos los momentos hacen una historia. Estas personas me parece que tienen vidas fascinantes. Siempre están haciendo algo y siempre tienen algo que contar. Suelen hablar acelerados y los ojos les brillan como si sus retinas no fueran espejo de la luz de fuera sino ventana a la luz que hay dentro.

Y tu vida… ¿de qué va?

El ser humano está hecho para sobrevivir, no para ser feliz. Eso lo sabemos. Para lo primero estamos programados; para lo segundo hay que hacer un pequeño hackeo. Quien quiera entrar en el juego de la felicidad y aspirar a sus frutos, debe asumir ciertas responsabilidades no incluidas en el juego de sobrevivir. Una de ellas es la creación de sentido.

Lo que parece claro es que muy poca gente sabe de qué va su vida. ¿Cómo se llama tu película? ¿Cuál es tu causa? ¿Qué tiene en común todo lo que haces? ¿En torno a qué amor gira tu vida? Lo que haces, ¿suma para conseguir tu sueño? ¿Tienes un sueño?

– Sigue leyendo –

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

Un joven no se rinde

Si empiezas a conquistar Viena, conquista Viena.
Napoleón Bonaparte.

Si quieres que alguien no entre en un sitio, no pongas una señal de prohibido en la puerta, porque la curiosidad le hará llamar; pon una señal de callejón sin salida a 50 metros y se dará media vuelta.

Si hay algo que el hombre no soporta es la sensación de perder el tiempo. Aunque esta idea se maquilla de lógica, lo que en verdad provoca es la pérdida de los puntos más nobles. Los primeros 5 puntos de un examen se consiguen con más facilidad que los 5 últimos. Los 5 últimos requieren… ¡tiempo! Así es el camino a la excelencia.

En el cuadrilátero de la vida se pierden más combates por abandono que por KO. Tenemos un concepto equivocado de lo que significa pelear. Pelear no es usar todos nuestros tanques en un ataque, es aguantar toda la guerra; no es soltar nuestros mejores golpes, es no bajarse del ring; es caer y levantar, caer y levantar. Pensamos que luchar es comenzar con todas nuestras fuerzas: terminamos los estudios, mandamos CV’s a todos lados y creemos que ya lo hemos hecho todo; conocemos a una persona que nos gusta, sacamos nuestras mejores armas unas semanas y si vemos que no lo conseguimos, a por otra. “El mar está lleno de peces”, decimos. Cualquier cosa vale. Es justo ahí donde comienza el conformismo. – Sigue leyendo –

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

Tu mejor CV es tu personalidad

Que nos pregunten ‘qué quieres ser de mayor’ y respondamos con una profesión dice mucho acerca de en qué nos hemos convertido. No se trata de una pregunta sobreentendida, sino de una sutil creencia de que somos lo que producimos.

Disponer de títulos académicos suele ser una decisión acertada y, en ocasiones, imprescindible. No obstante,  lo que realmente va a marcar la diferencia es tu forma de ser. Viajar, leer, escuchar, visitar centros culturales, conciertos, abrirse al amor, compartir con los amigos o ayudar a los demás puede resultar más enriquecedor que cualquier diploma y, sin embargo, es menos tenido en cuenta. Hay quien podría argumentar que todo  eso no es prioridad si buscas un trabajo –pues no se escribe  en el currículum-, pero la cara y los ojos no engañan: ya sea en un trabajo o en un bar, a las grandes personas todo el mundo las quiere cerca, – Sigue leyendo –

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

La verdadera esencia de la motivación

La historia es sucesión, movimiento; el hombre, un “continuo deseando” -un homo volens- que pretendiendo actualizar su voluntad, crea el movimiento y con ello su historia.

Pensemos en una bici o en una peonza. En la primera, si no pedaleamos, caemos; en la segunda, si deja de girar, pierde su esencia. Necesitamos el movimiento para definirnos, y necesitamos una fuerza para movernos. Esa fuerza es el deseo.

Cuando esta fuerza no sucede, cuando nuestra capacidad de desear se ve mermada, caemos como la bici o la peonza, y esto es lo que ocurre con la depresión, el desánimo o la apatía, momento en que ni sabemos dónde ir, ni queremos estar donde estamos.

La vida no es nada en sí, sino lo que en ella ocurre. Hoy (a secas) no es nada, hoy es tu sonrisa por la mañana, nuestro café caliente, una reunión con los amigos o tus ganas de verle… ¡Que ocurran cosas! He ahí el secreto. He ahí la vida. Hay que crear movimiento, deseo.

En las últimas décadas ha surgido una fuerte corriente de estudio de las emociones positivas, (Psicología Positiva), que ha derivado en este boom de motivadores, expertos en desarrollo personal y coaching. Profesiones que, si son llevadas desde la honradez y el estudio, son tan necesarias como nobles. No es casualidad que surja en este momento, en el que las tasas de estrés y depresión son más altas que nunca en Occidente y donde el bienestar se halla en el punto de mira de todos. – Sigue leyendo –

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

El porqué del por qué

Martin Luther King no dijo I have a plan, dijo I have a dream.
Simon Sinek.

El cómo es esa pregunta secundaria terciaria a la que uno debe responder en el camino a la consecución de su meta. Por delante, el qué y, sobre todo, el por qué.

Responder al cómo de una forma u otra puede hacernos ahorrar tiempo, dinero, medios, etc., pero nunca debe ser una pregunta cuya respuesta determine si se parte en busca de lo que se desea o si se rechaza.

La mayoría de abandonos no tiene que ver con la imposibilidad del objetivo, ni siquiera con la dificultad, sino con la ausencia real de una causa. Sin embargo, sigue siendo el cómo el principal bastón sobre el que se apoyan las excusas. Si el sueño es auténtico, la dificultad solo aspira a demorar la meta, pero nunca a derribarla.

Al final, como en la ciencia, todo movimiento depende de un cálculo entre diferentes fuerzas, y pocas capaces de frenar la fuerza de la ilusión.

Todo aquello que hagamos (qué) cobrará más fuerza si se apoya en una causa, en un por qué. Así, si la posibilidad lo permite, el cómo se resolverá más adelante del mismo modo que el agua llega al pie de la montaña ignorando su ruta cuando el hielo empieza a derretir. Y llega.

El por qué es la fuerza que sustenta el qué, la meta. Es el motivo sin el cuál el cómo no tiene sentido, pues sin sueños no se camina, se deambula.

Ponte en marcha, basta de excusas.

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

La dictadura del débil

“Más por menos, menos”, nos enseñaron. Que lo negativo prevalezca sobre lo positivo no es algo exclusivo de las ciencias matemáticas, o no lo será si no lo remediamos.

Vivimos expuestos a La dictadura del débil. A pesar de sonar algo radical, pues detestamos la palabra dictadura y preferimos ser fuertes, basta con observar algunos de nuestros contextos cotidianos.

– Sigue leyendo –

Herramientas de Retoque de Photoshop 728 x 90

Disfraces sin Carnaval

Hay tres tipos de persona: los que se preguntan qué sobra, los que se preguntan qué hay y los que se preguntan qué falta. Los primeros se quejan, los segundos se dejan llevar y los terceros actúan.

La vida pone máscaras a unos mientras otros se esconden muy bien. En semejante Carnaval, malo parece dar la cara. ¡Pobre del que llega a Venecia sin disfraz! (Si es que le dejan entrar).

Buscando cada cual su propio placer,  pronto olvida uno quién es y difícil se recuerda quién es uno. Con tanto lío de identidad, es frecuente encontrar a los que se quejan pensando que son de los que actúan (“lo que falta es que desaparezca lo que sobra”, dirán), así como gente que parece que no actúa porque apenas se avanza (“lo que sobra es que echemos tanto en falta”, responden).

En medio del banquete, gesticulando con los brazos, se ve a otro grupo. El grupo del ‘hay-que’. “Hay que tal, hay que cuál…”, bien conocidos por todos. Estos están tan cerca de los primeros como de los segundos, pues si los unos restan, los otros no suman y, ya se sabe, desanimar y no animar no andan demasiado lejos.

Por fortuna, no hay Venecia sin canal ni canal sin gondolero. Suerte tiene este de que su barca no navegue con remos o, entre los que no reman, los que lo hacen para el otro lado y el peso de ambos, no llegaría a ningún lado.

Él sigue y seguirá, es su causa, pero para sus adentros siempre anhelará el día en que todos coincidan en dirección, ganas y sentido. 

Herramientas de Retoque de Photoshop 728 x 90

La excepción que no tiene la regla

Destacar está penalizado. ¿Quién se anima a mirar más allá cuando aprendemos que asomar la cabeza es la forma más posible de que nos la corten? ¿Quién quiere ser la excepción cuando ya se hizo la regla?

Existe una fuerza natural que nos empuja a permanecer compactos y homogéneos. Somos ese puzle social donde la irregularidad da lugar a vacíos, donde es más sencillo encajar una pieza ‘regular’ que una de lado ‘sobresaliente’. Paradójicamente, es en la facilidad y no en la dificultad donde este juego rompe-cabezas… Cabezas llenas de sueños, talento y potencial.
Pero a fin de cuentas, si en un puzle todas las piezas fueran iguales, no habría dibujo que valiera la pena. – Sigue leyendo –

Herramientas de Retoque de Photoshop 728 x 90