Desarrollo Personal,  Texto

Gánate el ‘no’

Intenta convertirte no en una persona de éxito,
sino más bien en una persona de valor.
Albert Einstein.

Hay tres momentos clave en una decisión: dónde pones la coma, cómo usas el “es que” y qué pones detrás del pero. Si dices “lo quiero, pero es que es difícil” o “es difícil, pero es que lo quiero”.

Encontrar algo que te gusta de verdad es demasiado difícil como para vestirlo de excusas. O vas o no vas, pero no te andes con rodeos o intentos a medio gas. Un sueño es una pregunta de o no, es absurdo divagar.

Existe una frase que nunca me ha gustado a pesar de sus buenas y efectivas intenciones: “el no ya lo tienes”. No, el no no lo tienes, hay que ganárselo. No hacerlo sería no hacer justicia con quien sí que va, llama a la puerta, lo intenta y le dicen que no. Cautos y valientes están en lados diferentes de la raya. Hasta el fracaso hay que merecerlo.

Vivimos en una cultura muy sensible al fracaso, donde la gente se prepara para el reconocimiento y no para la gloria. Es en el esfuerzo y no en el resultado donde reside la dignidad. Vale más una derrota en la que los dos equipos compiten en buena lid y máxima entrega que una victoria en la que al otro equipo le han anulado un gol legal o simplemente ha jugado mal. Es más fácil ganar que merecerlo y, sin embargo, se prefiere ganar (a cualquier precio).

Solo cuando das el 100% en lo que haces dejas de pensar en los caminos que no cogiste. ”.

Con frecuencia nos creemos que lo importante en la vida es todo aquello que puede compararse, como el dinero, la belleza, el reconocimiento, etc., pero solo son tonterías de quien se mira a través de los ojos de los demás. Si usamos nuestra propia mirada descubriremos que lo realmente valioso es cuánto damos de nosotros mismos y con qué pasión e intensidad nos entregamos: cómo exprimimos cada instante, cómo disfrutamos, cómo nos damos a los demás y cómo rebañamos el plato que cada día tenemos delante. Nuestras vidas serían mucho más ricas sin en vez de medirnos en función de nuestros éxitos o nuestras posesiones nos midiéramos a partir de nuestras aventuras.

Rafael Santandreu repite una y otra vez: “lo que da valor a una persona no es si es rico, elegante o inteligente, sino su capacidad de amar”. Amar entendido como concepto puro y pleno, no como una acción condicional o como un verbo reservado para las relaciones de pareja. Amar es una actitud ante lo que nos rodea: es sentir que eres del mundo y que, de alguna forma, el mundo es tuyo; que no tienes que pedir permiso para lo que por derecho te pertenece y, ni mucho menos, hacerlo a quienes hacen de la risa y la devaluación un modo de posicionarse y saber quiénes son. A fin de cuentas, hagas lo que hagas, siempre habrá en Twitter alguien diciendo que eres idiota. (Pero, ¿quieres saber un secreto que he aprendido? Cree el idiota que el idiota es el otro. Sssshhh).

Olvídate de esos conceptos de supermercado sobre el éxito y el fracaso. Apaga la tele. O, mejor, aprende cuándo cambiar de canal, ‘¡autoedúcate!’. Por todos lados te van a decir que si no ganas no eres un ganador, que si pierdes eres un perdedor, que para ser necesitas tener, que los guapos valen más y que en este mundo sirve hacer o decir cualquier gilipollez para ser reconocido. Ruido. Tápate los oídos, y apuesta por el mundo en el que tú de verdad crees, dejando a un lado si lo consigues o no lo consigues. ¡Eso es ser un ganador! No pienses en los aplausos, porque cualquiera aplaude hoy cualquier cosa. Sé tú quien se aplauda.

Hay dos tipos de personas: los que dicen que algo es imposible antes de intentarlo y los que lo dicen después.”.

Cuando uno elige darlo todo, el resultado se vuelve algo externo ante lo que poco más se puede hacer. No existen las garantías cuando nos vemos mezclados con tantas variables. Sería pretencioso pensar que todo depende de nosotros. La frase “si quieres, puedes” es mentira: si quieres, puede que puedas. La verdadera diferencia está en qué haces ante la incertidumbre, si te rajas o si pruebas. Por eso, hay dos tipos de personas: los que dicen que algo es imposible antes de intentarlo y los que lo dicen después.

No podemos elegir ganar, pero lo que sí que se puede elegir es qué grado de esfuerzo, pasión y atención ponemos en la tarea. En el ruedo de la vida no tenemos control sobre el triunfo, pero lo que sí podemos decidir es con qué traje volvemos a casa, si con uno brillante e impoluto o con uno lleno de barro y agujeros. Uno no puede asegurar una victoria, pero sí puede elegir la calidad, el honor y el decoro de –si ha de darse– la derrota. Si has de perder, que sea merecido. Gánate el no.

Es difícil apostar cuando sabes que puede que no lo consigas. Hace falta mucho coraje para seguir cuando sabes que la recompensa siempre viene con retraso y que este a veces es eterno, pero es precisamente ahí donde está la diferencia entre vivir la vida de otros o vivir la tuya propia, entre un por  y un para, entre quien hace algo para lograrlo y quien lo hace porque lo ama. Vivir en el amor es el éxito más elevado al que puede aspirar un ser humano.

No importa que no lo consigas, importa que estés en la primera línea del campo de tu batalla y que confíes en ti, porque creer en ti no es saber que lo vas a conseguir, es saber que mereces hacer lo que amas.

– “El cementerio está lleno de valientes”, -me dijeron.
– Sí, pero son los que más flores tienen, -respondí.

*Sigue El universo de lo sencillo en Facebook
Y en twitter en @Pablo__Arribas o @univ_sencillo
 Y en Instagram @pabloarribas 

 

*Recuerda que el libro de El universo de lo sencillo está disponible en muchos más países!

Lo más visto de El universo de lo sencillo*El libro  El universo de lo sencillo ha sido recomendado por los medios más importantes de España. Pincha en la imagen para leer, ver y escuchar las entrevistas.
El universo de lo sencillo en los medios

 

37 Comments

  • Nury

    Decirte Pablo que acabo de compartir en facebook tu post, tu reflexión, tus manera de ver las cosas… Hace días por casualidad me topé contigo y me encanta leerte, comparto muchas cosas de las que pones. Saludos y sigue con tu proyecto, me encanta.

  • lamiradadetusonrisa

    Impresionante una vez más. No sabría con que frase quedarme, es perfecto de principio a fin. Inspirador, motivador, esperanzador. Cuanto en tan pocas palabras. Me ha encantado. Gracias Pablo, gracias por transmitir verdades de un modo tan claro.

  • Syl N.

    Y esta vez me atrevo a comentar y añadir sobre lo que escribes.
    “Al final de la vida te examinarán del amor”, es una cita de San Juan de la Cruz y, aunque no la utilizo en sentido religioso, es una frase que me recuerda a lo que escribes cuando hablas sobre la importancia de amar lo que haces, “de rebañar el plato cada día” y de decidir: apuestas y sales a jugar en el terrero de la incertidumbre o te quedas mirando el juego detrás de la barrera? Para mí, siempre que tengo que tomar una decisión en la que no sé qué hacer, me ayuda mucho preguntarme: si me muriera mañana, ¿con cuál de estas opciones me “iría” más tranquila, en paz, satisfecha u orgullosa? Y es ahí, cuando “utilizas” la muerte o el concepto de que no somos eternos como el recurso más vitalista posible, como el recurso que te hace diferenciar lo importante de lo vanal, lo que te ayuda a dar el paso, a moverte, a perdonar y, en definitiva a luchar en ese campo de batalla con valentía y dignidad, buscando esos “Si”, en los que a veces, muchas veces, te ganas el “No” como bien dices. Gracias Pablo y enhorabuena con tu proyecto!

    • Pablo Arribas

      Syl, enorme comentario!!! Así que las gracias, sin dudad, a ti.
      La muerte como concepto real de muerte y como concepto de fin de cualquier historia. Cada día estoy más convencido de que lo más valioso en el mundo es el tiempo.

      Genial, de verdad! Un abrazo muy grande!!

  • Rocío ;)

    Gracias Pablo por este post!
    Me viene muy bien leerte porque estoy preparandome para varias batallas complicadas sin embargo tengo las ganas, la fuerza y la determinación de ganarlas. Es difícil, sí, me está costando esfuerzo, sí, sin embargo ahí estoy. Es la segunda vez en mi vida que me enfrento a un gran reto, el primer reto lo conseguí mucho antes de lo imaginaba y con menos esfuerzo de lo que suponía, y la primera que soy consciente del camino que he elegido. Y esto es un retazo mío personal muy importante, elegir yo por dónde llevo mi barca.
    Te deseo mucho éxito en la preparación de tu reto.
    Un saludo desde los madriles!

    • Pablo Arribas

      “Elegir por dónde llevo mi barca”. Me encanta!!!
      Te deseo toda la fuerza y ánimo del mundo. Espero que sepas soltar lo que necesites soltar, que lo hagas con una sonrisa y agradecimiento y que sigas tras el puerto que deseas.

      Un besazo. Gracias, Rocío ;))

  • Adrián Vaca Guzmán

    Gua gua y mas guaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaauuuuuuu…..
    Increible y muy cierto. Basta de ver al fracaso como algo negativo, acabemos con la sociedad exitísta donde solo importa si ganaste y no todo lo que luchaste hasta llegar
    Pablo sos un crack!
    Un fuerte abrazo!

    • HaZzaRouS

      Cada vez que leo una de tus entradas pienso: con lo sencillo que era… Y creo que ese es el problema, que vivimos en un mundo complicado, (creado por nosotros mismos) y el secreto está en “el universo de lo sencillo” que tú nos recuerdas. Gracias! http://hottr.tk

  • Marta

    Cada vez que leo una de tus entradas pienso: con lo sencillo que era… Y creo que ese es el problema, que vivimos en un mundo complicado, (creado por nosotros mismos) y el secreto está en “el universo de lo sencillo” que tú nos recuerdas. Gracias!

    • Pablo Arribas

      Exacto, Marta. La sencillez es despojarse. En nuestra burbuja no vemos cosas que desde fuera parecen fáciles. Nada es fácil, pero es necesario recordarnos que hay otra forma de hacer las cosas.
      GRacias!!! Un beso grande :))

  • Blanca

    Creo que es justo lo que necesitaba leer hoy. Ya lo has hecho varias veces, así que voy a tener que empezar a pensar que me lees la mente 😉
    Me ha encantado lo de que “la verdadera diferencia está en qué haces ante la incertidumbre, si te rajas o si pruebas. Por eso, hay dos tipos de personas: los que dicen que algo es imposible antes de intentarlo y los que lo dicen después”. No puedo estar más de acuerdo. Gracias!! 🙂

  • Clarice

    Con gran diferencia, prefiero arriesgar y perder, que no arriesgar y perder igualmente. El mundo nos ofrece cada dia muchas oportunidades, muchas elecciones, y no sólo la balanza personal es la que sopesa sino también la energía que proyectamos ante lo que se nos aparece delante, a veces de repente a veces programado. Citaré a Yoda que esta frase para mi es todo un mantra: “Házlo o no lo hagas, pero no lo intentes”
    Bonito post, rapido e indoloro como una tirita bien estirada. Enhorabuena!

  • Renée

    estar dispuesto a perderlo todo para ganarlo todo, ganar no tiene que ser estar arriba de nadie o pisotearlo… igualmente de acuerdo con la frase “Vivir en el amor es el éxito más elevado al que puede aspirar un ser humano.”. me encantó.. ganarse el no…

  • Helena

    Maravilloso Pablo, a eso se le llama amar la trama. Ojalá lo leyeran todos y cada uno de los educadores(padres, profes, modelos…), ojalá recordáramos esa valentía con cada pequeña decisión. Gracias, me inspiraste de nuevo! 🙂

    • Helena

      Me ha venido a la cabeza un artículo de Ángela Becerra que, creo, enlaza bien con este post:
      La vida no nos espera; somos nosotros quienes tenemos que ir a buscarla.

      “Y el momento siempre llega: es cuando necesitamos pensar que algo muy deseado nos saldrá bien, que hoy es la nublada vigilia de un largo mañana de sol. Nos alimentamos con bocaditos de confianza, sopitas de autoestima y helados de ansia. Pero lo que queremos que ocurra allí sigue, detenido en el híbrido tiempo de las esperas sin eco, luz ni reloj.

      Y entonces reflexionamos, que es ese flexionar-nos sobre nosotros mismos para mirarnos de frente, mientras buscamos murmullos de respuesta en nuestro torrente de dudas. Penetramos en la esencia del ser, cuando las raíces se alzan buscando luz y los sueños descienden buscando pistas en que aterrizar.

      Son momentos trascendentes en la vida, porque quien la está decidiendo es el único que la vive de principio a fin, segundo a segundo y con todas sus consecuencias: somos nosotros dentro de nosotros.

      A lo que queremos que sea nunca hay que huirle, porque si lo hacemos difícilmente será. Unas veces habrá que esperar y otras actuar; habrá que decidir entre la presión y la sutileza, la razón, la emoción, la conmoción, la pasión… porque cada roce requiere su tacto.

      Y al final, vibrando por el sí, estar mentalizados para un no. Porque en lo que para nosotros puede llegar a ser la cumbre, el no luchado nos construye mucho más que la indiferencia sin historia ni orgullo.”

      Ángela Becerra.

  • Lara

    Una vez aprendí que hay que saber rodearse de la gente adecuada, de esa que irradia felicidad, alegría y buen rollo.
    Al poco tiempo aprendí que esa gente no es tan fácil de encontrar, pero que la búsqueda merece la pena.
    Hace poco me topé contigo en las redes sociales, y descubrí que eres una de esas escasas personas a las que merece la pena conocer
    Me encantaría saber más de ese tal Pablo, quién es y por qué escribe así. Me encantaría conocerte fuera de tus publicaciones…
    Pero si no fuera posible, el NO, yo, me lo he ganado 🙂

    Buenas noches

  • La pasión de Jack

    Me gusta esa visión que das, realmente estoy muy de acuerdo pero creo que no se nos enseñan esa filosofía. Creo que estamos preparados para el fracaso pero no para el éxito, porque no entendemos, primero que estos dos conceptos están ligados y segundo porque nos enseñan a que el fracaso es malo. Creo que hay muchas fobias sociales relacionadas con este tema de ganarse los éxitos.
    Espero que sigas aportando estas reflexiones con ese toque tan bizarro y que, a día de hoy creo que hace falta.

    http://www.conquistatusmiedos.com

  • Elena

    No estoy del todo de acuerdo con esto. El simple hecho de intentarlo ya es ganar. Si pones todo tu mismo en algo no hay dudas de que al final ganaras, tambien si las variables no son favorables, se volveran favorables en frente de tus esfuerzos. Nunca dejar de creer en ti mismo, mirando las variables malas como ocasion para mejorarte y aprender algo más, superar tus propios limites. Igualmente puede ser que en el camino para conseguir tu objectivo algo se modifique. En este momento es importante reconocer los cambios en ti y aprovecharlos para crecer. Nunca ser esclavo de tu sueño. Un abrazo

  • David Pardo

    Que grande eres Pablo, este post me ha encantado. “No importa que no lo consigas, importa que estés en la primera línea del campo de tu batalla y que confíes en ti, porque creer en ti no es saber que lo vas a conseguir, es saber que mereces hacer lo que amas.” y esta frase me la guardo jajaja

  • Bibiana

    Desde que te descubrí eres mi terapia diaria.
    Estoy estudiando unas oposiciones, y en este camino largo y difícil eres mi lectura mañanera que me enciende el chip para empezar el día con “ACTITUD” en mayúsculas.
    Leerte sobre cualquier tema es un placer 🙂

  • Tururú

    Y esto es lo sencillo? No, lo sencillo es intentar, hacer, amar… Lo que te de la gana. Actuando en conciencia y haciendo siempre lo que consideras que es el bien. Y la competitividad es mala. Nos la han vendido como el sumun de las cosas buenas, pero con un poquito de pensamiento crítico y leyendo a los sabios anteriores a la revolución industrial , te quitas el velo de los ojos

  • Miriam Gonzalez

    compartí tu artículo, copiando sobre el el texto, hoy leerlo ha sido de gran ayuda para mí y espero lo sea para otros. Te estoy leyendo en face , te agradezco el punto de vista, nos educaron para competir y ganar sin importar el costo. y así no disfrutamos el proceso mientras nos dirigimos ciegos al suceso. En este momento no logro ver la luz, estoy hundida en mi dolor y leo y leo , por ahora solo puedo comprender intelectualmente, pero no lo puedo vivir, no me puedo reir, perdí el gozo, y lo quiero recuperar. Saludos desde Argentina , Buenos Aires .”Cuando uno elige darlo todo, el resultado se vuelve algo externo ante lo que poco más se puede hacer. No existen las garantías cuando nos vemos mezclados con tantas variables”.

    • CoserEnCasa

      Pues a mí me ha encantado. No hay que dejarse llevar por lo que otros denominan “el fracaso”. Yo decidí hace mucho que iba a dedicar mi vida a la costura, pese a que mi familia quería que fuese por otro lado y aunque no está siendo fácil, poco a poco voy haciéndome un hueco. Pablo, de nuevo, muchas gracias por lo que escribes, ojalá mucho más gente valiente como tú.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *