Amor

Lo que quieres o nada

Y sé feliz. Pero no por alguien. Tampoco por algo. Quizás con alguien.
Nada de eso; sé feliz porque, al fin y al cabo, es lo que mereces.
Loreto Sesma

No trates de encontrarlo en una discoteca. Tampoco en el trabajo o entre los amigos de tus amigos. Olvídate de Tinder, Meetic, Badoo o Match. Y, por supuesto, deja de esperar a que “se aclare” tu ex. El amor de tu vida no está en ninguno de esos sitios ni en ninguna de esas personas. El amor de tu vida eres tú.

Deberíamos nacer con un contrato que nos recordara que somos merecedores de lo mejor, y que cualquier decisión importante que tomemos, si va en contra de nuestro crecimiento, es indigna de nosotros. Todos merecemos que nos quieran y que nos traten con respeto, aunque siempre habrá quien no lo haga. Sobre eso, poco podemos hacer. Ahora bien, hay algo en lo que nadie podrá nunca interferir: nuestra elección de quién y qué nos rodeamos. Para quien quiere compartir viaje, hacerlo con una persona buena, valiente y que nos ame tal cual somos no es solo un regalo que disfrutar si te toca, ni tampoco es solo un derecho, es una obligación con uno mismo.

Lo que quieres…

Una y otra vez la misma historia: “Hace un tiempo conocí a una persona, pero tengo la sospecha de que no es un valiente. Últimamente está algo distante y dice que se tiene que replantear las cosas. No sé qué hacer para que me quiera. Lo he intentado todo. ¿No es eso lo que hace una persona enamorada? Sí, definitivamente creo que no es un valiente”. Historia no pocas veces acompañada de un “¡qué mala suerte tengo!”.

La pregunta importante no es si te quiere. La pregunta importante es “y tú, ¿qué quieres?”. Definir aquello que buscamos es el primer paso para poder encontrarlo. Cuando no somos firmes es esto, nos pasa como a quien va al IKEA sin una lista o las cosas claras: volvemos con el carro lleno, poco de lo que necesitamos y los bolsillos vacíos. Cualquier cosa vale para quien no sabe lo que quiere.

Señalar a la otra persona como responsable de nuestra insatisfacción es síntoma de falta de autocontrol y dominio sobre nuestra propia vida. Si lo que ves no te gusta, déjalo o aléjate, pero no rebajes tus preferencias. La sencillez está muy bien para la vida material, pero cuando se trata de buscar pareja no vale con un Seat Panda. Tu corazón debe viajar en Ferrari.

Si no puedes tener lo que quieres, al menos no te quedes con lo que no quieras”.

… o nada.

Si el primer paso es saber lo que se quiere, el segundo es no negociar. A diferencia de los objetos, las personas no tenemos precio, tenemos valor. Por eso no funcionamos como las leyes del mercado: ni existen los regateos, ni hay momento para rebajas ni podemos sacar a la venta nuestros sueños.

No negociar significa estar dispuesto a quedarse sin nada… pero también a aspirar a todo. No tienes por qué perder cachitos de aquello que deseabas para tu vida. Una pareja, como cualquier persona de la que elijas acompañarte, debe multiplicarte, hacerte crecer y nunca empequeñecerte. Equipo o nada. Cuando no eres exigente te estás quitando valor y poniendo precio. Le estás mandando al mundo el mensaje de que contigo se puede negociar. Y no solo eso, sino que mientras más bajo pongas tu precio, más barato te intentarán comprar. Es la rueda de la devaluación: si tu no te valoras, no te van a valorar.

Para muchas personas, la soledad es un miedo que condiciona su vida hasta el punto de conformarse con cualquier cosa que alivie su vacío. (Siempre que no llenemos nuestra vida de amor propio vamos a sentir una falta) Pero el peor vacío que podemos sufrir no es el de la ausencia de personas, sino el de la presencia de las personas equivocadas. En el universo de la dignidad, la soledad es el refugio de las personas exigentes.

Si culpar a los demás no tiene sentido entre los capitanes de su vida, menos lo tiene culpar al amor. “Ya, pero es que le amo – decimos –, no puedo evitarlo”. Vestimos al amor de trajes que no le corresponden para esconder tras él nuestras flaquezas. El nombre correcto para un comportamiento en el cual somos incapaces de renunciar a algo – aun sabiendo que es perjudicial para nuestro bienestar – no es amor, es adicción, apego o dependencia. Amar algo que es fuente de nuestro sufrimiento atenta contra el amor propio, el cual es el fundamento del propio amor. Recuerda: el amor es siempre cura, nunca causa de enfermedad.

¿Y si en lugar de aferrarte a esa persona porque “ya, pero es que la quiero”, la dejas ir y cuando sufras dices “ya, pero es que me quiero”?

El peor vacío que podemos sufrir no es el de la ausencia de personas, sino el de la presencia de las personas equivocadas.”.

La vida es demasiado rica como para llenar nuestros bolsillos de personas y vivencias deslucidas. Si no llega lo que tú quieres, disfruta de la infinidad de placeres que cada día se te presentan en bandeja. Sírvete de los amigos, de la naturaleza, de tus aficiones o de tu intimidad, pero nunca le pierdas la cara a la vida. Pídele tanto como sientas merecer y sé paciente, porque cuando tu tren pase a buscarte, no puede encontrarte en el andén equivocado. Aprende a aguardar tu momento.

Nuestro valor es tan alto como el valor de nuestras decisiones. Elige al alza. Selecciona bien aquello de lo que te rodeas. Hazlo con el cuidado, el criterio y el mimo de quien se sabe merecedor de lo mejor. Enseña al mundo que no te regalas y que, en tu vida, lo que quieres o nada.

Serás imparable.

*Sigue El universo de lo sencillo en Facebook
Y en twitter en
@Pablo__Arribas o @univ_sencillo
Y en Instagram @pabloarribas

*Recuerda que el libro de El universo de lo sencillo está disponible en muchos más países!

Lo más visto de El universo de lo sencillo*El libro  El universo de lo sencillo ha sido recomendado por los medios más importantes de España. Pincha en la imagen para leer, ver y escuchar las entrevistas.
El universo de lo sencillo en los medios

95 Comments

        • Iria

          Enhorabuena Pablo, por esta entrada y por todas las demás!!!!
          Qué razón tienes!!!Soy defensora acérrima de la negociación y la conciliación, pero en ciertos aspectos hay que ser inflexible, exigente e inconformista. Si podemos optar al TODO…..vamos a por ello, me convenciste!!!!!
          Me encanta “todo o nada”.

  • Noe

    O mi vida es el típico-tópico o Pablo Arribas es el pseudonimo de alguno de mis mejores amigos/as que se dedica a darme consejos a través de su blog. De nuevo ha dado en el clavo.
    Vale la pensa dedicarle 5 minutos.
    Gracias Pablo!

  • Antipova

    Así es. Qué fácil es caer en el abismo del apego, como dice Walter Riso. Y cuán difícil es “desapegarse”. Hay personas que nunca logran discernir entre el amor y la dependencia emocional (sumisa o dominante). Este tema es muy interesante. Gracias por tu aportación y tu optimismo, Pablo. ¡Para mí eres una orgonita! 🙂

  • Sandra

    Espero cada martes noche tu escrito…hoy parece que lo has hecho para mi momento, para mi corazón, para desterrar mis dudas, para ponerme de pie, para soñar…y, sobre todo, para dejar de tener miedo a mi. Gracias…de verdad.

  • Tritio

    Un proyecto precioso e inspirador. Llevo un tiempo leyendo pero nunca he comentado nada. Siempre me pareces muy acertado, pero no porque pienses lo que yo, sino porque haces que pensemos lo que nos sería más sano.

    Gracias por tu perspectiva 🙂

  • Anabanana.

    Te sigo desde las sombras y no me pierdo una entrada; cada vez te superas más. Con esta, tenía que darte las gracias por plasmar tan bien lo que pienso. Uno no puede conformarse en el amor e ir enlazando relaciones por no verse solo, eso es demasiado triste. Siempre he dicho que, como mínimo, hay que recibir lo que uno da. Un saludo, ¡sigue así!

    • Pablo Arribas

      Muchas gracias por esta luz desde tus sombras.
      Quedarte con algo que no es lo que quieres es como ir al mercado y comprarte un abrigo que no te gusta. Visto así parece estúpido, pero es lo que hacemos muchas veces.
      Gracias, Anabanana!

  • Mario

    Gracias por esta entrada, Pablo.

    Es cierto que no basta con leer y conocer para integrar conceptos. Pero sin duda es necesario tener la teoría bien clara. La práctica viene cada día.

    Me quedo con tu frase:

    “¿Y si en lugar de aferrarte a esa persona porque “ya, pero es que la quiero”, la dejas ir y cuando sufras dices “ya, pero es que me quiero”?”

    Además, creo que es posible no sufrir cuando el amor por uno mismo es suficientemente grande. Un amor con el que consigues que nada ni nadie te haga sufrir. Entendiendo que eres tú quien te haces sufrir con tus expectativas y creencias sobre “lo que debe ser”.

    Un saludo!

    • Pablo Arribas

      Hola, Mario!
      Me parece acertadísima tu reflexión. Al final la palabra clave es coherencia. Cuando todo tu amor va alineado con tus valores, no hay por qué sufrir. O al menos no por cosas ajenas a las “cosas” de la vida.
      Muchas gracias! Un abrazo! :))

  • Aine Eryn

    Amor es verte… Saber cuáles son tus luces y tus sombras, dejarles el espacio que merecen, reconocerlas y aprender de ellas, y quererlas. Y ser amables durante todo el proceso. Ah, y después aplicar eso a la pareja jaja.

    Tener claro cuándo hay un problema serio que pasa por escuchar al corazón y tomar decisiones y cuándo realmente hay un reto que superar juntos para crecer también ayuda. Me encantado este post. Me resuena, me resuena! 🙂

    PD. Si tuvieras sólo una hora en Belfast… dónde irías?

    • Pablo Arribas

      Precioso, Aine!!
      mmmmm una hora en Belfast? Me costaría ir solo para una hora con todo lo que allí he vivido. No me quedaría en ningún sitio. Daría un paseo desde la universidad de Queens hasta el City Hall por todas las calles que tanto significan para mí.
      Besos!

      • Aine Eryn

        Ahh,esa sensación me suena (de hecho la tengo grabada a fuego ¡porque a mí me pasa con Dublín! jaja). Ojalá tuviera más tiempo para ver Belfast pero me temo que estaré sólo de paso. Gracias por la idea ¡a ver a qué me da tiempo en el paseo! Un besote 🙂

  • Patricia

    Los pelos como escarpias! Qué maravilla leerte, se me elimina radicalmente alguna mínima duda que, a veces, en un despiste, se quiere colar y de forma tajante.

    Gracias por escribir así.

  • Jess

    Adoro tu forma de escribir,la claridad de los conceptos que tratas y las grandes verdades que salen por tu boca.Te sigo siempre ,pero este artículo ,me ha venido genial en este momento de mi vida.Muchas Gracias y haz un favor al mundo y a nosotros, los que te seguimos, no dejes de escribir y de nutrirnos.

  • chinook

    Una vez mas eternas gracias, parece que te hayas metido dentro y hayas escrito mis entrañas, te dejo un trozo de una conversacion que hace minutos estaba teniendo y que viene al caso de tu reflexion…”estoy bien, no estoy ni deprimida ni nada, simplemente estoy en una fase de cambio, madurez quizas, estoy definiendo mis necesidades y ahora mismo ese tipo de necesidad, de encontrar un cariño no me conviene en este momento, mas adelante, puff, pues no se, no es que este ni desilusionada ni nada por el estilo, sino que no me hace falta ahora mismo algo que no se como encajarlo en mi vida, ni en la rutina que llevo ni el dia a dia que no me deja ni respirar, y tambien me viene bien desconectar un poco de las relaciones sentimentales, es tiempo de descansar y de ser egoista…”

    • Pablo Arribas

      Hola Chinook!
      Pues me parece acertadísimo ese trozo de conversación. Darse tiempo, calma, escucharse, no precipitarse y no anticipar. Madurez, sí señor.
      Clavado :))
      Gracias.

  • Neu

    Ordenas de una forma maravillosa las ideas de infinitas conversaciones con “myself” (Por cierto, me encanta que esta palabra se escriba junta). También das forma con las palabras acertadas a grandes conversaciones arreglando y cuestionando el mundo con una buena amiga. Y por si esto fuera poco, tienes la virtud de llegar en el momento correcto! ¿Cómo lo haces? ¿Nos espías? 🙂
    Abandoné mi zona de inconfort hace algunos meses, una caída libre impresionante. Ahora en mi paracaídas hay momentos en los que sin duda las vistas son increíbles y otros en los que tengo miedo de que llegué un aterrizaje forzoso. Aunque sin duda, con los pies en el suelo no se puede volar, como leí en uno de tus posts. Y sólo por eso, merecía la pena lanzarse.
    Es la primera vez que comento en un blog, me siento muy agradecida de leerte, así que… ¡qué menos! ¡Gracias por acompañarme en este camino Pablo!

    • Pablo Arribas

      Por supuesto que os espío, Neu, jajajja
      Pues olé por tu valentía. Miedo y amor son como el Madrid y el Barsa, se enfrentan pero deben muchas veces convivir. Solo el tiempo pone las cosas en su lugar y calma las aguas.
      Me alegra verte por aquí con comentarios así.
      Ah, y me encanta a mí también lo de myself unido!
      GRACIAS!!

  • Mercedes

    Hola, Pablo!
    Además de tu entrada me he leído los comentarios anteriores al mío, que también ayuda saber que hay más personas por el mundo batallando con lo mismo día sí día también. Yo solía ser de las de “todo o nada”; luego pasé una época en la que bajé el listón… y lo pasé más mal que bien, por conformarme con algo que no quería, por dejarme de querer a mí misma y olvidarme de mí. He vuelto al “radicalismo” (como lo llaman algunos); pero siendo así de radical me siento más serena. No hay que conformarse con medias tintas, no cuando se habla de compartir una vida con alguien. Pero muchos pasamos por algún bache y se nos cuela quien no debería de haberse colado en nuestras vidas. Yo me lo he tomado como una llamada de atención del universo: “¡Eh, morena! Que tienes aún que aprender más. No bajes la guardia, que amar por amar no vale”. Y he vuelto a guiarme por los instintos esos que te van avisando y que ignoramos a veces. What does your gut tell you?… eso mismo. ¡Feliz semana!

    • Pablo Arribas

      Hola, Mercedes!
      Creo que es un tema que toca a muchísimas personas y sobre el que hace mucho quería escribir.
      Es importante dar un tiempo a las personas, para conocer y para dejarse sorprender… pero nunca perder el foco de qué es lo que queríamos para nuestra vida. El problema es que para cuando uno se da cuenta, el deseo ya ha hecho su función y te ha esclavizado.
      Un beso!! Gracias!

  • Natàlia

    Grandísimo aprendizaje para la vida! Escrito de la mejor forma. Felicidades! Recuerdo cuando fuí consciente de estas verdades… Grácias por hacer que recuerde

  • Oihana

    Felicidades por el texto, uno de los mejores que he leido en muchísimo tiempo, los paralelismos que haces son tan buenos que de golpe te hacen verlo todo con taaaanta claridad que se agradece. Anoche, al leerlo casi sentí que era para mi, como veo que a muchos de los que lo han leido les ha pasado. Llevo días diciéndome “o todo o nada” en relación a una decisión con una persona, y si, es lo mismo que decir “Lo que quiero, o nada”.
    Yo entre muchas de tus frases que me he apuntado, me quedo con la de “No negociar significa estar dispuesto a quedarse sin nada… pero también a aspirar a todo.” Se podría decir más alto pero no más claro. Sigue así, tus textos son geniales!!!

  • Xavier Alonso Blasi

    A mi me gusta estar solo para encontrarme. Me gusta compartir lo que pienso, hago, siento,…..Me gusta escuchar, querer y dejarme querer. Me interesa lo que piensan o sienten por mi. Pero no me preocupa. No me importa que me guste o me desagrade o me ponga nervioso lo que me dicen o hacen. Es mi trabajo personal saber por que me genera esas sensaciones. Lo que me mueve, me hace crecer. Y por esto….”Me gusta estar solo para encontrarme”. Gracias Pablo, me has hecho crecer un poco más.

  • Bel

    Uauuu Pablo, que palabras de motivación y de quererse a uno mismo. Y sobretodo en que momento lo publicas. Desde luego que el universo es sorprendente. Un gran abrazo.

  • Educacion emocional

    Hola Pablo!!
    Como siempre acertado y directo al corazón. Tus palabras curan porque hacen ver con claridad que hay que rodearse de personas que nos aporten y nos faciliten crecer y mejorar sacando lo mejor de nosotros mismos para ser felices, pues de eso se trata; de querernos y tener un plan de ruta en el que las personas tóxicas no tengan cabida. Un saludo

  • Erica

    y a partir de ahora, transitando cambios emocionales, estas palabras me vienen como anillo al dedo…deseo, quiero y espero poder integrarlas a mi ser. Pablo, gracias por compartirlas y de seguro, una nueva seguidora.

  • jesshi

    me encanto, tanto que me lleno de muchas energías de que el camino que sigo es el correcto, y que cada momento es en su tiempo solo falta esperar y tener esa paciencia, es maravilloso no solo la forma en la que escribes sino el mensaje implicito en el, y es una lastima que varias de las personas que conozco siempre se conforman con ese menos, y no aceptan un cambio o un impacto en su vida, de forma mas positiva, e increible, gracias se lo enseñare a varias amigas 🙂

  • Ruth

    Excelente artículo.
    Me gusto totalmente.
    En especial lo siguiente: “Las personas no tenemos precio, tenemos valores.No funcionamos como las leyes del mercado, no existen los regateos, ni hay momentos para rebajas, ni podemos sacar a la venta nuestros sueños”.

    “En el universo de la DIGNIDAD,la SOLEDAD ES EL REFUGIO DE LOS EXIGENTES.”Si lo que ves en una persona….”. En general me encantó. Gracias.

  • ng

    de verdad ¡ increíble ! un gran artículo, con mucha sabiduría, corazón y amor propio. de mucha ayuda para muchos en esos momentos de ruptura y de soledad. lleno de verdad. muchas felicidades y Muchas más GRACIAS. DTB

  • Silvia

    Me ha gustado mucho como está planteado el post. Es una verdad como un templo que el amor propio es lo que hace que compartas tu ser con personas y parejas sin demandas ni exigencias, es decir, de forma sana con el otro. Pienso que se va aprendiendo poco a poco y con el tiempo, a base de experiencias fallidas y deslucidas como dices tanto por parte del otro como por tu parte. Creo que no es del todo verdad que si no te valoras no te van a valorar; a veces ocurre que uno mismo se valora poco y llega alguien al cual le pareces increíble y aprendes el amor propio a través de esa persona, porque sabe ver lo bueno que tienes. Te enseña. Sabe verte. O que has querido a alguien el cual no te ha valorado y tratado con aprecio pero te sientes así mismo orgullosa de haber dado tu cariño, porque no has actuado desde el ego y eso no es para sentir vergüenza, al contrario. Hay 1000 situaciones que pueden pasar pero es verdad que el fin último es el amor propio; yo diría que no has de buscar una pareja que sea un Ferrari, has de serlo tú y alguien lo verá. Y como último apunte, me gusta más la palabra selectivo que exigente. Como apuntas al final, elegir con cuidado y con criterio. Eso es lo más importante, aunque si nos equivocamos, no pasa nada, también aprendemos. Una gran reflexión Pablo.

    • Isaias

      Qué gran verdad .. Todos los días aprendemos algo nuevo ,, y cada día que amanece es otra oportunidad que ay que aprender a valorar …ser feliz es lo más importante ..es algo que no se puede comprar ..

  • Lola

    Gracias por tu sabiduría Pablo. En mi caso particular, amé a otra persona siendo prácticamente una niña. No sabía nada del amor pero lo aprendí todo de golpe, el amor, la pasión y también la traición, el rechazo y el consecuente desamor. Hoy, diecisiete años después, ha vuelto con un “tú creaste lo más fuerte que he sentido” y no sé muy bien cómo escapar de él. He tenido la capacidad de perdonar, pero he aprendido que nunca se olvida un dolor así, hay heridas que cicatrizan, pero no sanan del todo. Y bueno, a pesar de que los dos tenemos nuestras vidas hechas tampoco es lo que debo… ni lo que quiero… ni lo que merezco ser. Por eso, o todo o nada. Y por mucho que cueste… y que duela decir adiós a algunas personas… lo primero que deberían enseñarnos de la vida es que merecemos lo que soñamos y que a la mínima señal de que no será así no deberíamos negociar con nuestro corazón. Amar y entregarte a medias es imposible… lejos de ser una suma se convierte en algo que resta a nuestras vidas…. y conformarse te convierte a la larga en una sombra de lo que realmente eres.

  • Alba

    Gracias por darme el placer de leer algo tan bonito. Cada frase me hace pensar y replantearme las cosas. Eres genial, de verdad. Enhorabuena por todo ese talento 🙂

  • Cerebro de Jack

    Me parece muy correcto tu título de “lo que quieres o nada”. Es algo que aplico a mi día a día y, aunque haya gente que realmente nunca llegará a comprenderlo, creo que me brinda oportunidad de ser yo mismo.
    Decía Viktor Frankl que el hombre con un sentido de vida siempre sigue hacia adelante. Quizá la verdadera dificultad, especialmente hoy en día, es encontrar ese sentido en la vida, una razón para levantarnos y romper las cadenas de la rutina: trabajo, casa, dormir, trabajo.
    Y en muchas ocasiones, la otra dificultad es confundir el amor propio con egoísmo y el egoísmo con esa etiqueta prefijada y establecida por la sociedad como una característica negativa.
    Todos deberíamos ser un poco más egoístas. Contra todo lo establecido, creo que eso haría del mundo un lugar mejor.
    http://conquistatusmiedos.com/como-el-egoismo-es-capaz-de-cambiar-tu-vida/

  • Cerebro de Jack

    Me gusta tu titulo de “lo que quieres o nada”. Es algo que aplico a mi día a día y que, aunque hay gente que nunca llegará a comprenderlo, me permite ser quien quiero ser.
    Decía Víctor Frankl que el hombre con un sentido en la vida siempre continúa hacia adelante. Quizá la dificultad, especialmente hoy en día, sea precisamente encontrar ese sentido de vida, rodeados como estamos de tanto estrés y tanta prisa.
    La otra dificultad que encuentra es más curiosa: confundimos amor propio con egoísmo y, para colmo, otorgamos a la palabra egoísmo un significado profundamente peyorativo.
    En contra de lo establecido, creo si todos fueramos un poco más egoístas, el mundo sería un lugar mejor.
    http://conquistatusmiedos.com/como-el-egoismo-es-capaz-de-cambiar-tu-vida/

  • Beatriz

    Me sentí identificada con ciertas partes del artículo, he experimentado ese vacío del que habla de estar con la persona equivocada…hay que escuchar las señales del cuerpo, el cuerpo de alguna manera te advierte… yo sufría continuas crisis de nervios. Para estar así, mejor estar sola…

  • Mercedes

    Me lo he vuelto a leer. Hoy en otro momento. Hoy con más calma. Y hoy ha llegado más dentro tu mensaje. A veces cerramos los ojos y nos olvidamos de nosotros. Nos olvidamos de que querernos no significa ser arrogante o egocéntrico. A veces somos “bondadosos y equitativos” con los demás y no con nosotros. Actuamos como si pensáramos que así somos superiores. La arrogancia, que se mete, y el autoflgelarnos, que parece que así somos mejores. Y como que no. Querernos es cuidar nuestro entorno, nuestro interior, crecer y aprender. Rodearnos de personas que sumen y no que resten, como bien dices tú. Gracias.

  • GAVIOTA

    Buenisimo Pablo, que gran momento el de leer palabras que llevan gran verdad y que son tan claras de entender y visualizar; que gran regalo del universo “casualidad” en la etapa de mi vida en la que me encuentro. Es un regalo, gracias!!

  • Rocio

    Muchísimas gracias por este maravilloso artículo no se cuantas veces lo he leído.Ya abia perdido la esperanza de encontrar el valor que abia perdido, para enfrentar un adiós poco deseado pero muy necesario.Durante un aňo he negociado,infravalorado e incluso mendigado todo lo que deberían darte sin pedirlo, pero ese…(es que lo amo)siempre me incitava a seguir aguantando.Un día por casualidad te encontré y comenze a leer todo lo que escribías y me di cuenta de lo confundida que estaba,entonces decidí no volver a negociar,mendigar y mucho menos rogar.”LO QUE QUIERO O NADA”muchas gracias por hacerlo sin saberlo menos doloroso,un beso y enhorabuena por este don que tienes Pablo.

  • Natividad

    Las ganas que me dan de abrazarte después de leerte Pablo! No te haces idea!!
    Es como que me teletransporta,me tranquiliza, me afianza.

    Gracias inmensamente grande!

  • N

    En serio, eres asombroso. Parecía que estaba hablándome mi conciencia. A cada frase tuya que leo mi mente se va organizando un poco más. Acababa de echarlo todo a perder justo por el problema que nombras en tu frase de “El peor vacío que podemos sufrir no es el de la ausencia de personas, sino el de la presencia de las personas equivocadas.” y me has abierto los ojos. Siento que has desnudado mi alma por completo en esta reflexión, en serio, eres increíble. Gracias de nuevo, estoy deseando leer tu libro.

  • Rebeca

    Desde que descubrí por casualidad tu blog no he parado de seguirte por todas las redes sociales, de empaparme de tus textos y tus frases. Me encantan, me llegan al alma, a esa parte que solo lo “selecto” llega. Cada vez que me encuentro en un dilema o con dudas sobre mí, deslizo a ver cuál entrada sale. Esta, aunque ya la había leído, me ha llegado como nunca, porque era justo lo que necesitaba, no devaluarme, no dejarme arrastrar por una negociación… Gracias de verdad por seguir luchando por tus sueños, porque no sólo sueñas tú, nos haces soñar a los que estamos deseando que llegue el martes para leerte. Sigue así.

  • An

    No suelo comentar en blogs ajenos. Pero creo que en esta ocasión me apetece.
    Extraigo un mensaje de tu texto que no me gusta. El texto empezaba bien: busca lo que quieres. Me parece genial. Muchas veces es más difícil saber lo que uno quiere. Lo que no queremos lo tenemos siempre en mente. Luego, empiezan a aparecer mensajes en negrita, o en distinto color, que no logro encajar.

    Frases tipo “En el universo de la dignidad, la soledad es el refugio de las personas exigentes.” Tengo una pregunta para tí: ¿es la soledad un refugio? ¿De qué? ¿Por qué?
    Bajo mi punto de vista puede ser una elección, nunca debe ser un refugio donde ir a esconderte porque no encuentras al amor de tu vida. Si no está en este bar, sal a otro y búscalo si es lo que te apetece.

    “la dejas ir y cuando sufras dices “ya, pero es que me quiero”?” Otra pregunta, ¿quererse a uno mismo es sinónimo de sufrir? Si quieres hablar de la fase de duelo por la pérdida de una relación para dar a entender que tras esto habrá vuelta a un estado de “no dolor”…

    Y ya como colofón: “Elige al alza. Selecciona bien aquello de lo que te rodeas. Hazlo con el cuidado, el criterio y el mimo de quien se sabe merecedor de lo mejor. Enseña al mundo que no te regalas y que, en tu vida, lo que quieres o nada.” Aquí solo podría hablar de respeto. Hacia uno mismo y hacia los demás. “Enseña al mundo que no te regalas”… ¿Cómo se enseña eso?

    Es la primera vez que entro en tu blog. No me he tomado un momento para leer cualquier otra entrada, seguramente lo haga. No quiero quedarme con esta impresión de alguien que se atreve a escribir un blog público.

    Un saludo.

    • Pablo Arribas

      Hola An, gracias por comentar y compartir tu opinión :))

      Siento que no hayas interpretado el texto en el contexto que yo esperaba y que hayas buscado demasiada literalidad en unas frases creadas para inspirar y motivar a cuidarse, quererse y ser selectivos.

      Cuando hablo de la soledad como refugio de la dignidad me refiero a que es mejor estar solo que mal acompañado. Hoy en día, el miedo a la soledad es un gran factor que influye en que muchas personas no den el paso para dejar algo que no les hace bien. En este sentido, hacer de tu soledad refugio, personalmente, no me parece mal plan. No se trata de hacerse ermitaño o emigrar a las montañas, sino de aprender a estar bien solos para después, quien quiera, saber rodearse de gente por amor y no por necesidad.

      No, quererse a uno mismo no es sinónimo de sufrir. No sé muy bien cómo sacas esa conclusión de mis palabras. En cualquier caso, no lo creo. Ene estas líneas lo que doy es un consejo para aliviar los momentos de dolor. Me parece buena idea recordarse a uno mismo cuando se está pasando mal que se está obrando por amor propio. Un ejemplo: lo estás pasando mal por dejar de fumar (síndrome de abstinencia). Es bueno para cumplir el objetivo recordarse “eh, aunque estés sufriendo, cada día que pasas sin un cigarrillo, muestras que te quieres y que eso vale más que tus ganas de fumar”.

      Por último, ¿cómo se enseña al mundo que no te regalas? Queriéndote y respetándote. Si eres una persona con valores, que se cuida y asertiva, por ejemplo, proyectas al mundo que eres una persona con quien no se puede jugar. En definitiva, si no te haces respetar, no te van a respetar.

      Agradezco tus comentarios, aunque, sinceramente, no me ha agradado mucho tu forma de expresarlos. No olvides que tus comentarios también son públicos.

      Un saludo :))

      • An

        Gracias por responder. Las palabras, sobre todo escritas, son armas muy poderosas porque tienen un gran alcance. Más allá del mensaje que hayas querido transmitir, sabrás que cada uno cuando lee hace suyas o no estas palabras y le otorga el sentido que uno cree. Es lo que pasa con este canal de comunicación.

        La verdad es que, una vez leído y comentado tu texto, mi experiencia con él no acabó ahí. Decidí compartirlo con mis amistades. Y seguí reflexionando un poco más al respecto. Fruto de esto, mi primer párrafo en esta nueva respuesta y otra reflexión un poco más personal que te enviaré por privado 🙂

        Saludos!

        • Pablo Arribas

          Muchas gracias por compartirlo, más aún tras nuestro “debate” :))
          Tienes mucha razón cuando dices que cada uno interpreta en el sentido que cree. Por esta razón, es importante que cada uno saque sus propias conclusiones y forme su pensamiento. A veces por afinidad a lo leído, otras por contraste o contraposición. En otras palabras: que cada uno construya su propio artículo.

          Te mando un gran abrazo, An. Feliz semana :))

  • Pablo Muñoz

    Muy bien Pablo, querido tocayo ¡otro gran texto!

    Lo quieres o nada. ¿No es acaso el sueño de grandes hombres? Hombres como Nelson Rockefeller, Steve Jobs o Donald Trump. Hombres que buscaron lo que querían. Porque el amor de mi vida soy yo mismo ¡y cómo dejar espacio para los demás! Honestamente, todo esos cursis que dicen, tontamente, que el amor es acoger a otro u otros ¡están hechos unos pesados!

    Me gusta mucho lo de elegir al alza. Una elección bursátil. Se elige al alza, con ambiciones, llegando alto pero “lo quieres o nada” ¡Para qué pensar en obstáculos, contingencias, situación social! La excusa de los débiles, Pablo, sé que me entiendes como pocos.

    Total que me voy a tomar muy en serio todos tus consejos. Voy, de hecho, a prepararme un bocadillo de nocilla. Mirándolo sé que el amor no es fuente de sufrimiento. Saco el cuchillo del cajón y lo cojo con intención clara y diáfana. Ahora, me digo, “La vida es demasiado rica como para llenar nuestros bolsillos de personas y vivencias deslucidas”.

    • Yabasta

      Según tu criterio, la grandeza de un hombre se mide por buscar y tratar de conseguir lo que quiere. En ésta élite puede entrar perfectamente Adolfo, alguien que buscó lo que quiso, sin los capitales ni inversores sionistas como Jobs, Rockefeller, Trump, Gates, Clinton, Bush, y un largo etc… Este chico, Adolfo, fue el inventor de la S.S. (Seguridad Social) y permitía en la década del 30, a los pobres indigentes tener una cena por 15 céntimos, una ducha cada dos días, medicamentos y refugio en invierno. No sé por qué razón los grandes hombres como Jobs, Rockefeller, Trump, Bush, Clinton, y un largo etc, no luchan por implementar la Seguridad Social en EEUU. Obama lo intentó, pero le “votaron” en contra, igual que a Nelson, pero éste no era Rockefeller, y pasó 27 años a la sombra. Ah! otro gran hombre fue Muhammad Alí. La diferencia entre éste y Bush, al margen de las evidentes, es que Bush no recibió condena por no estar en un frente de batalla. Shalom.

  • Miriam Moonriver

    Impresionante. Es el artículo que necesitaba leer, en serio. Gracias por calmar a un corazón indeciso e intranquilo. Ahora ve el agua más cristalina y menos turbia.
    Un beso, Míriam.

  • rocio

    Realmente el texto es acertado y muy claro. No te conformes con migajas y cuando no sabemos bien nuestro propio valor, esto suele suceder. No se como para algunas personas que comentaron no es clara la información pero en fin, el mensaje fue mi claro. Si no tenemos claro q es lo q queremos, aceptamos entonces cualquier cosa q llegue. Es como si nuestra brújula estuviera descompuesta o tal vez mal calibrada hacia el norte q queremos. Gracias por el texto.

  • ALEJANDRA SERENELLI

    Sencillamente MAGESTUOSO lo tuyo Pablo. No te imaginas o seguramente si porque en imaginación eres invencible, lo maravilloso que se siente conectar al fin con el lugar correcto, el mensaje adecuado, el escritor que ambicionabas leer (yo también escribo un BLOG) Amaria que pasaras a echarle un vistazo, por lo que al finalizar te dejare el link para que ingreses cuando gustes, y viniendo de ti sera seguramente pronto, porque si eres como escribes, seras preciso y desbordante de curiosidades.
    Estoy realmente emocionada, cada articulo que he leido, me dejo ver a un autor con unas agallas para exponer y argumentar de forma encantadora cada enfoque, simplemente eres imbatible Pablo. Y sabes por que lo eres? Si que lo sabes y como lo aprovechas!. Tu eres AUTENTICO. Eres fresco, genuino, preciso, convincente, magico y un bello y creativo manipulador encantador de mentes. Lo que dices, cada parrafo, de cualquier historia en la que vuelques tu magia, tiene todos los sabores que encantan tanto a lo carnal como a lo espiritual de cada lector. Somos solo humanos y gustamos de la intensidad y la estimulacion constante. Y tu Pablo, nos mueves el piso! La intensidad del como lo expones hace explotar el corazon de emociones en las personas.
    Gracias por darnos el privilegio de leerte y enriquecer asi tambien nuestros universos sencillos.
    Realmente eres un orgullo.
    Ojala pases a leerme algun dia.
    Paso el link kuarzs.simplesite.com

  • Norma navarro lopez

    Acabo de descubrir tus textos y realmente son excelentes reflexiónes, me están ayudando en este momento de mi vida. Saludos y bendiciones

  • ALEJANDRA SERENELLI

    Decididamente “lo que quiero o nada”. Mi apreciado autor eres tan asertivo que causas escalofríos al leerte. Decididamente te has transformado en uno de mis autores preferidos. Porque escribes con las tripas, uno puede sentir mientras te lee, que tiene en las manos a tu dulce, apasionado y vehemente corazón latiendo en palabras.
    Pablo: eres sin duda un ser iluminado. No solo un escritor que firma contratos y tiene exito. Tu eres un ser humano que brilla cada vez mas fuerte e insistentemente con el solo afan de dar luz e iluminar a otros. Eso te hace incomparable.
    Sigo tu blog y tus artículos me emocionan, porque puedo o no estar de acuerdo con algunos enfoques, pero no obstante, existe autenticidad y mucha tripa en la forma en que relatas lo que sientes y uno no puede menos que aceptar que definitivamente “hay vida” en ese articulo y ya sabes, entre escritores lo sabemos, si lo que sea que redactes tiene vida, ahí tienes de inmediato los hilos con que la magia confecciona lo extraordinario, lo que produce reacción, lo que pone a vivir a quien fuere.
    Una vez mas te invito a que visites mi Blog: kuarzs.simplesite.com
    Un placer leerte.

  • Denothing

    ¿Y si todos lográramos ese amor propio? ¿Existiría el perdón? Está muy bien el valorarnos y hacernos respetar pero nada es bueno en exceso. Todos los que nos rodean,incluso nuestros padres, nos han hecho sufrir alguna vez. Y todos cometemos errores y aprendemos de ello. Por lo tanto, si borramos de nuestra vida a todas las personas que nos han echo daño alguna vez, viviríamos en una soledad mundial porque todos hemos hecho algo de lo que nos hemos arrepentido. Otra cosa muy distinta es la gente que te quiera mal. Pero la realidad es esa y pienso que no debería de haber tanto egocentrísmo porque por ejemplo, una persona que hace tiempo que no la ves le envías un mensaje para saber de ella porque la hechas de menos, ¿va a pensar que te has rebajado porque no has esperado a que te hable ella antes? Y si no los dos pensamos en no llamarnos por no rebajarnos. En esta vida hay que ceder si queremos algo, a no ser que nos ignoren o nos odien. Espero haber sido clara y que mi comentario no suene violento. Un saludo

    • Pablo Arribas

      Gracias por expresar tu opinión 🙂
      Este artículo hace referencia a las relaciones muy cercanas, concretamente de pareja. El mensaje es claro: si lo que tienes no es lo que quieres, suéltalo. De igual modo, podría extrapolarse al ámbito laboral: si tu trabajo no te gusta, déjalo y busca uno que te guste. La diferencia entre trabajo y pareja es que el trabajo a veces lo necesitamos para sobrevivir, y la pareja no.
      No se trata de borrar a nadie, simplemente de no “casarte” con quien no te haga feliz. Es mucho más sencillo.
      Un saludo 🙂

  • Guadalupe77

    Me encantó esté artículo, en estos momentos de mi vida, es lo que necesitaba, fue un oasis a mitad de mi desierto. Ya estaba empezando a querer desvalorarme, pero prefiero seguir sola, a que quieran minorizar mi ser, y no es justo para mi. Mucho me ha costado ser lo que ahora soy, como para que en una tarde lo heche a perder. Gracias, espero seguir leyendo más sobre tus artículos.Exito…

  • Jacqueline

    Lo leo muchas veces, definitivamente hermoso, estoy pasando por una situación difícil, pero leer esto me calma demasiado gracias, tengo mucha voluntad de soltarlo.

  • Luis

    Profundo y muy bien escrito. Cualquier ser humano con sangre caliente podra indentifarcase y consolidarse en algún momento de su vida.
    Pero en la vida real diario, egoísmo hasta un punto. El momento que uno que comparte su vida con alguien piensa que es más importante que el otro, por mal camino va. Aunque a veces tenemos parejas que hacen cosas que uno podría hasta decir que se lo “merecen”…
    Pero jamás las malas o injustas acciones de otros podrán justificar que uno haga lo mismo.
    Solo porque los sus vecinos no recojan la mierda de sus perros, jamás justifica que uno no recoja los del suyo.

    En este escrito creo que falta mencionar, aparte de lo importante que es uno mismo… algo de lo más importante en una relación de dos personas inviduales, es “ceder”… porque acaba del día sois dos individuos, dos mentes, dos historias, dos gustos… conviviendo, pero son 2. Y solo funcionará totalmente, a base de estando dispuesto en cualquier momento a ceder la mitad de todo o lo que sea…
    uno es importante, pero creo que la otra parte es igual de importante. Y por supuesto que nos encontraremos a parejas que cedan menos que uno o quizás no cede nada…
    pero jamás deba o pueda justificar que uno se apunte al carro del mismo egoísmo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *