Twittea esta frase
Cambiar modo de resultados Cambiar modo de lectura

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 600 x 600

Herramientas de Retoque de Photoshop 600 x 600

Iniciación a la ilustración digital - Convierte una foto en un dibujo 600 x 600

Crea una ilustración con acuarela 600 x 600

Corrección de color selectiva a un coche con Nuke 600 x 600

Como crear un efecto doble exposición con Photoshop 600 x 600

Reflexiones en la etiqueta: Creatividad

Escribir: ¿Para qué?

Escribir hace de nosotros un instante imprevisible. El escritor se pelea con uno mismo, se empuja al vacío y, mientras cae, se mira a los ojos disfrutando la caída. Escribir es tener el cómo y el dónde, y darle un sentido al qué. Es poner negro sobre blanco pasando por la escala de grises. Escribir: ¿para qué?

1.- Escribir para aprender.

El escritor vive del pretérito imperfecto, se imagina en el futuro condicional y habita en un presente nada simple. Enfrentarse al papel es un ejercicio de autocomplacencia, es reordenar la vida y pedirse perdón. Escribir es darle un nuevo sentido al pretérito pluscuamperfecto, es aprender a conjugar todos los tiempos del verbo poder.

2.- Escribir para inventar.

Escribir es ordenar mentiras, una tras otra, hasta convertirlas en una gran verdad. Y es que no hay nada más cierto que lo que nunca ha sucedido. Nuestra memoria, selectiva y egoísta, es capaz de olvidarse de nuestros propios recuerdos, pero siempre recuerda una buena mentira.

– Sigue leyendo –

Retoque básico de retrato en Photoshop 728 x 90

La verdadera esencia de la motivación

La historia es sucesión, movimiento; el hombre, un “continuo deseando” -un homo volens- que pretendiendo actualizar su voluntad, crea el movimiento y con ello su historia.

Pensemos en una bici o en una peonza. En la primera, si no pedaleamos, caemos; en la segunda, si deja de girar, pierde su esencia. Necesitamos el movimiento para definirnos, y necesitamos una fuerza para movernos. Esa fuerza es el deseo.

Cuando esta fuerza no sucede, cuando nuestra capacidad de desear se ve mermada, caemos como la bici o la peonza, y esto es lo que ocurre con la depresión, el desánimo o la apatía, momento en que ni sabemos dónde ir, ni queremos estar donde estamos.

La vida no es nada en sí, sino lo que en ella ocurre. Hoy (a secas) no es nada, hoy es tu sonrisa por la mañana, nuestro café caliente, una reunión con los amigos o tus ganas de verle… ¡Que ocurran cosas! He ahí el secreto. He ahí la vida. Hay que crear movimiento, deseo.

En las últimas décadas ha surgido una fuerte corriente de estudio de las emociones positivas, (Psicología Positiva), que ha derivado en este boom de motivadores, expertos en desarrollo personal y coaching. Profesiones que, si son llevadas desde la honradez y el estudio, son tan necesarias como nobles. No es casualidad que surja en este momento, en el que las tasas de estrés y depresión son más altas que nunca en Occidente y donde el bienestar se halla en el punto de mira de todos. – Sigue leyendo –

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

El arte del sexo

Pablo Arribas: La liberación sexual nos dio la oportunidad de distinguirnos como especie, pero lejos de enriquecer el sexo, lo ha empobrecido y reducido al nivel puramente instintivo y animal.

La verdadera libertad en el sexo no está en poder practicarlo, sino en dar rienda suelta a la fantasía. Hoy día, no es difícil encontrar pretendientes, pero falta ese punto de arte que convierta un acto accesible y placentero en otro valioso y plenamente satisfactorio.

Mario Vargas Llosa: La libertad irrestricta, la renuncia a toda teatralidad y formalismo en su ejercicio no han contribuido a enriquecer el placer y la felicidad de los seres humanos gracias al sexo. Más bien, a banalizarlo, convirtiendo el amor físico, una de las fuentes más fértiles y enigmáticas del ser humano, en mero pasatiempo. – Sigue leyendo –

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

La palabra más chula del diccionario

Sabemos que nuestra interpretación de las cosas es subjetiva. ¿Qué de lo que vemos o pensamos podríamos asegurar que es verdad y nada más que la verdad?
Nuestro entendimiento moldea el mundo condicionado por innumerables filtros (unos conscientes y otros inconscientes) hasta hacerlo propio.

Más que con verdades, funcionamos con creencias. Trabaja no porque sean ciertas, sino porque sean buenas y, sobre todo, porque sean tuyas.

Como ocurre con la palabra ‘nimio’, lo que para unos es ‘insignificante y sin importancia’, para otros puede ser ‘excesivo o exagerado’.

El consuelo de vivir sin certezas está en la oportunidad de crearnos la mejor de las fantasías. Como en el diccionario, podemos a cada momento elegir acepción. Siempre hay una que se usa más, pero eso no quiere decir nada. Elige bien.

Crea una ilustración con acuarela 728 x 90

De la creatividad a la ordenatividad

Al principio todo era caos, una masa desordenada e imperfecta…
“¿Qué puedo hacer con ella? No sé lo que voy a hacer,
pero haga lo que haga lo voy a hacer bien.”

Demiurgo

Todo está creado, todo existe y de lo que hay no hay más. Quizás esta afirmación puede resultar algo angustiosa, retar a nuestra libertad y sentir que nos deja sin misión alguna… o, y esta es mi propuesta, quizás se trate de un tremendo alivio y un escaparate tan abierto a posibilidades que si bien no llegara a ser infinito se nos haría inabarcable.

Cuando producimos algo nuevo decimos que creamos algo. Pero, ¿se trata de una creación o de una ordenación? No seré yo quien cambie el diccionario, pero tampoco quien se limite a él [1]Mi propuesta es el cambio de la palabra creatividad por ordenatividad.

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90