Twittea esta frase
Cambiar modo de resultados Cambiar modo de lectura

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 600 x 600

Herramientas de Retoque de Photoshop 600 x 600

Iniciación a la ilustración digital - Convierte una foto en un dibujo 600 x 600

Crea una ilustración con acuarela 600 x 600

Corrección de color selectiva a un coche con Nuke 600 x 600

Como crear un efecto doble exposición con Photoshop 600 x 600

Reflexiones en la etiqueta: Bondad

Tu mejor CV es tu personalidad

Que nos pregunten ‘qué quieres ser de mayor’ y respondamos con una profesión dice mucho acerca de en qué nos hemos convertido. No se trata de una pregunta sobreentendida, sino de una sutil creencia de que somos lo que producimos.

Disponer de títulos académicos suele ser una decisión acertada y, en ocasiones, imprescindible. No obstante,  lo que realmente va a marcar la diferencia es tu forma de ser. Viajar, leer, escuchar, visitar centros culturales, conciertos, abrirse al amor, compartir con los amigos o ayudar a los demás puede resultar más enriquecedor que cualquier diploma y, sin embargo, es menos tenido en cuenta. Hay quien podría argumentar que todo  eso no es prioridad si buscas un trabajo –pues no se escribe  en el currículum-, pero la cara y los ojos no engañan: ya sea en un trabajo o en un bar, a las grandes personas todo el mundo las quiere cerca, – Sigue leyendo –

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

Si todos fuéramos hidrógeno…

Dar (así como ayudar, amar, perdonar, agradecer y algunos más) es un verbo que nunca debería conjugarse en condicional.

Se suele decir que, si quieres recibir, tienes que dar primero. Si se hace así, la generosidad se devalúa hasta convertirse en un mero intercambio, en una venta donde no importa tanto si primero se da el producto o el billete.

Si esperas algo a cambio, es trueque; si no esperas, es causa. La generosidad consiste en dar sin esperar, es un acto de amor y conexión con el mundo, es tener la gratitud necesaria para reconocer que somos parte de un todo y que compartir no es dar lo que es tuyo, sino redistribuir lo que en verdad es de todos.

En efecto, dar es injusto. También lo es la bondad. Como un día explicamos, la justicia es de tramposos.

Dar para recibir es un acto interesado. La verdadera entrega no espera un retorno, sino que se ajusta al ideal de que si todos diéramos y amáramos, el mundo sería mejor. Da y punto. Cumple con tu parte y allá los demás.

Por eso, no importa quién de más, lo que importa es que cada uno ponga todo a disposición de los demás y lo que juntos se consiga. Así le pasó al 99% y al 1%, que teniendo diferente valor, configuraron un todo.

El hidrógeno nunca tuvo en cuenta si el oxígeno daba menos que él, y gracias a ello todos podemos beber.

Diseño de foto por Reparando Alas Rotas

Masterclass: técnicas de fotomontaje en Photoshop 728 x 90

Mi hermano es especial

Jorge tiene solo 7 años pero ya ha descubierto el secreto de la vida: sabe que los sueños pueden hacerse realidad. Unas veces habrá que subir a la luna, donde todo, incluso los problemas, tienen menos gravedad, otras habrá que trabajar duro y otras solo habrá que cerrar fuerte los ojos.

Marco, su hermano, tiene una enfermedad llamada miopatía multiminicore que le afecta a las capacidades físicas y mentales. Aún así, es capaz de inspirar amor a cuantos le rodean y hacer más grandes los corazones de quienes le conocen.

Este mundo está necesitado de Jorges y Marcos.

Retoque básico de retrato en Photoshop 728 x 90

Lo malo de que no haya cielo

Lo malo de que no haya cielo son los grandes corazones que, perdidos, quedarán sin recompensa.

Lo malo de que no haya cielo es que no habrá una ventana a los pies de las nubes para mirar y contemplar cómo, aunque quieren, no llegan aquellos que trepando sobre los demás quisieron alcanzarlo.

Lo malo de que no haya cielo es que no verán la inercia de sonrisas que con su fuerza aquí dejaron.

Ojalá existiera, aunque fuera por un instante, para decirle a quien vivió de forma honrada y valerosa que valió la pena. Ojalá existiera por un instante para mostrar a los que no se lo ganaron que estaban equivocados.

Por eso, si somos capaces de distinguir lo que es humano y bondadoso de lo que no, convertirlo en causa por la que vivir y expresar con gratitud cuando lo sintamos en nosotros, no importará que no haya cielo, porque nada habrá más alto.

Unos creerán y otros no. Mientras unos verán en él el descanso merecido tras la vida, otros veremos solo un lugar lleno de estrellas. Si es así, por fin estaremos viendo lo mismo. 

De la acuarela a la ilustración creativa 728 x 90